¿Por qué no aumenta de peso mi bebé? ?>

¿Por qué no aumenta de peso mi bebé?

Cuando se tiene un bebé son muchas las preocupaciones que llenan la mente de los padres. En particular se pone mucha atención en el proceso de crecimiento del bebito. En muchos casos el aumento de peso de los pequeños es fluctuante: al principio pierde un poco, para recuperarlo bien rápido más tarde.

Además, el ritmo de crecimiento no es constante; hay momentos en los que disminuye de peso, por ejemplo cuando tiene algún catarro. Pero si no sube de peso a lo largo de una semana o más se debe acudir de inmediato al médico. Es importante interiorizar que este problema NO es consecuencia de que sean malos padres: es inherente al desarrollo del niño.

 

El médico tiene la última palabra

El primer paso del médico es realizar un examen físico del bebito y realizarle una entrevista a la madre. De esta forma determinará si existe un problema real y su posible origen. El médico evaluará varias variables relativas a la salud del bebé, entre ellas el peso y la tasa de crecimiento.  Uno de los aspectos decisivos es la relación mamá-bebé y el estado de ánimo del pequeño, si estos están bien de seguro que no habrá de que preocuparse.

De existir algún problema, los diagnósticos más comunes son dificultad para aumentar de peso y retraso del desarrollo. Luego de esto, es imprescindible determinar las causas del problema. Por ejemplo, los bebés prematuros son más propensos a sufrir dificultades para aumentar de peso.

Con la finalidad de obtener respuestas el médico ordenará un seguimiento del bebito, así como análisis de sangre y orina. Por otro lado, también observará cómo lacta, por si el bebé no mueve la mandíbula o succiona correctamente. No se debe desechar la posibilidad que el médico remita al bebito a un gastroenterólogo pediátrico o un especialista en nutrición para que reciba atención especializada.

En la mayoría de los casos la solución está al alcance de la mano, y el bebé podrá crecer sin mayores problemas.


Comments are closed.