¿Cuándo tener un segundo hijo? ?>

¿Cuándo tener un segundo hijo?

La pregunta cuándo es más propicio tener un segundo hijo no se responde con mayor facilidad que la concerniente al primogénito.

Es cierto que en estos momentos ya sabemos a los que nos enfrentamos y estamos mejor preparados. Pero la verdad es que, justo por eso, muchas parejas aplazan el momento de tener su segundo hijo.

 

Mi segundo bebé

La llegada de un nuevo miembro a la familia es significado de alegría pero también conlleva una serie de responsabilidades por parte de los padres. El tiempo no alcanza para hacer todo lo que debes y tu bebé exige de cuidados que solo tú puedes otorgarle. En medio de esto muchas parejas comienzan a cuestionarse si tener un segundo hijo, mientras otras deciden aventurarse lo más pronto posible. Entonces, ¿cuándo es mejor tener un segundo hijo?

Cada pareja presenta una situación diferente y debe sopesar disímiles variables al momento de tomar una decisión tan importante como esta. La edad de la futura madre por segunda vez es un aspecto vital: cualquier embarazo por encima de los 35 años se considera de riesgo.

También aspectos como la situación económica de la casa, la ayuda que puedan recibir los padres de otros miembros de la familia (los siempre cariñosos abuelos) y el tiempo con el que cuenta la pareja para empezar de cero sin afectar el trabajo ni la crianza del primer hijo son, sin duda, de suma importancia.

 

¿Qué hacer?

En la mayoría de las ocasiones, los padres deben poner en una balanza su deseo por otro bebé y las responsabilidades que conlleva esta decisión. Trazarse un plan de acción que sea capaz de cubrir los principales aspectos resulta de ayuda en la gran mayoría de los casos.

Plantearse tener un segundo hijo también debe tomar en cuenta el cambio que esto traerá para el primero. Algunos padres deciden no esperar porque prefieren que sus hijos tengan edades similares para que puedan compartir juntos, mientras otros esperan unos años con el objetivo de dedicar más atención al primogénito antes de concentrarse en el segundo.

La decisión de tener un segundo hijo y cuándo es enteramente personal y debe tomarse en un ambiente familiar estable, con pleno consentimiento de ambos progenitores.


Comments are closed.